ANC sobre el discurso de Felipe VI

ANC sobre el discurso de Felipe VI

Alternativa entiende como un tradicional ejercicio de cinismo el mensaje navideño del rey.

Para la organización de la izquierda canaria, una familia que solo por su apellido vive lujosamente del dinero público, no tiene categoría moral para hablar del trabajo duro y sacrificio que realizan la mayoría de ciudadanos del Estado.

Tenemos que recordar que Felipe maneja un presupuesto de la casa real de 7,77 millones de euros, de los cuales este año se embolsó personalmente 236.544 euros, sin contar con los 130.092 de su mujer y los 295.000 de sus padres.

Por esto no es de extrañar su solapado mensaje anti-independentista, apelando a la unidad del Estado, pues no cabe duda de que serían los primeros perjudicados y perderían el “chollo”. Los soberanismos de las naciones del Estado, que aspiramos a la creación de repúblicas, no concebimos que la ciudadanía siga manteniendo a una institución trasnochada y medieval, traída del exilio por la dictadura de Franco después de haber sido expulsada democráticamente.

Así pues, llamamos a la coherencia y a que si tan sensibles son a la situación de la mayoría social, empiecen por dar ejemplo, renunciando a sus privilegios y empezando a ganarse la vida. Les invitamos a que empiecen a abrirse al mundo actual, donde las monarquías no tienen futuro, y no se encierren en posicionamientos conservadores que tanto daño han hecho al progreso de los pueblos.

Frente a la petición de lealtad y respeto a la ley que nos hace, en definitiva un discurso donde todo siga como está para beneficio de los de siempre, nosotros pedimos desobediencia a la injusticia, movilización y cambio. Pero sobre todo libertad en un Estado donde las injurias a la corona siguen llevando a gente a los tribunales y a la cárcel.

Por suerte cada vez se hace más evidente que estos discursos cada vez interesan y se escuchan menos, mostrando su debilidad creciente en unas generaciones donde la educación ha jugado un papel fundamental para combatir la ignorancia y el miedo con el que se asentaron.

Desde el Archipiélago Canario, país donde percibimos a la monarquía española como un elemento completamente ajeno a nuestra realidad nacional, seguiremos trabajando por la construcción de una República propia, donde impere la justicia social y el respeto a la diversidad.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario