ANC exige a Soria que se manifieste sobre el cierre de la refinería de Tenerife

por | junio 17, 2014

En Alternativa Nacionalista Canaria siempre nos hemos opuesto a una industria tan contaminante y a la utilización de combustibles sólidos, máxime cuando estas se enclavan en el corazón de una de las concentraciones de población más importantes del Archipiélago.

Sin embargo, la realidad es que en esta tierra, con una economía dedicada casi totalmente al sector servicios, la industria es muy escasa y representa solo un 7% del PIB de Canarias. Representada  apenas en sectores de transformación agroalimentaria o tabaco y la citada refinería, que supone nuestro sector industrial más fuerte, siendo de ella el 42% de las exportaciones industriales.

En estos días se ha anunciado su cierre definitivo, pasando el hecho a ser un punto más en el historial del Ministro de Industria Español, José Manuel Soria. Lo que no conseguíamos moderar, aquellas emisiones excesivas y descontroladas, desde ANC, las instituciones y otras voces del archipiélago, lo ha conseguido España, de mano de Soria, de un portazo, arruinando un poco más la economía del Archipiélago.

Aunque la refinería de Cepsa tenía que haberse cerrado o trasladado de lugar hace mucho tiempo, por ese enclave  y la contaminación que significaba para los habitantes de Santa Cruz, esta empresa, igual que Repsol, es una compañía de origen español, sólo que ahora participada al 100% por International Petroleum Investment Company (IPIC) que es un fondo de inversión perteneciente al Gobierno del Emirato de Abu Dabi. Aquí no hay un 12% de La Caixa u otros interese españoles, que no fueran las propias labores de los sitios ocupados dentro de ese Estado y Canarias, como los de refinería y distribución.

El pelele que el PP tiene al frente de Industria en España y que defiende a toda costa el petróleo y «su futuro» no ha hecho manifestación alguna sobre cómo puede afectar esto a los precios de los carburantes y el gas en el Archipiélago. Será porque de Canarias, la tierra que llora su nacimiento y le proclama persona non grata popularmente, Soria se siente cada vez más lejos.

Pero aún así, para ANC esto forma parte de las continuas agresiones que Canarias recibe de José Manuel Soria y a eso se debe su silencio sobre el tema. Lo que no entendemos es que él, que cuenta con España y la policía que pagamos todos de escudo, se haya callado un caso que entra en «sus competencias» hasta el día en que Canarias rompa con la dependencia administrativa que le amarra a España y entonces, por fin, España y Soria sean para Canarias «ultraperiféricos» y no intevengan en el camino hacia la soberanía energética que necesita el Archipiélago, tanto como cualquier país del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *